martes, 7 de julio de 2009

CR9

Mucho ha dado y esta dando que hablar la política de Florentino Pérez, actual presidente del Real Madrid, en cuanto al mercado de fichajes y la cantidad de dinero que está moviendo. Realmente en este mundo reina la hipocresía y la falsa moral y si hablamos de España ya ni os cuento. Los equipos de fútbol son empresas privadas, hay unos directivos y unos socios y ellos son los que mandan, si lo miramos fríamente y lo desgajamos de su parte deportiva, es un negocio más

Florentino Pérez sabe sobre ello y emprende un proyecto del cual obtendrá beneficios, podrá gustar o no gustar, pero los que se quejan tanto de la crisis en ocasiones deberían moverse, actuar, salir a la calle, romper los muros y que el Estado Español, el gobierno, algo público, los que llevan las cuerdas de nuestra vida, hagan algo, en vez de falsas promesas. España es el país de la fácil crítica, de lo gratuito y del no hacer nada.

En el lado deportivo ya no hablemos del antimadridismo, gente que odia más a dicho equipo que siente los colores del suyo, realmente patético y bochornoso. Ayer 85.000 personas llenaron el estadio Santiago Bernabéu, se olvidaron de sus problemas por dos horas, una válvula de escape más, y creo que necesaria. No entraré en el juicio de valores de lo que cobran algunos futbolistas, pues es cierto que se llega a cantidades desorbitadas, pero repito, es una empresa de la que hacienda también saca su tajada, no nos engañemos.


Podría esgrimir un par de párrafos más, peor hoy leí un artículo bastante interesante de Alfredo Relaño, director del diario As. Copio íntegramente dicho texto:

¿Cuánto dinero movía Michael Jackson?

Alfredo Relaño

Como estaba previsto, reventó el Bernabéu con la aparición de Cristiano Ronaldo, bello y feliz como un nuevo Apolo. Como estaba previsto, ayer escuché de nuevo un coro escandalizado de gentes que se hacen cruces con estas ostentaciones en-plena-crisis. No comparto esa visión, ya lo saben. Unos cuantos desaprensivos han robado o evaporado buena parte del dinero del planeta y eso nos debe impedir a todos no ya vivir con normalidad, sino ni tan siquiera intentarlo. Porque lo que Florentino hace es eso: intentarlo. Poner en marcha otra vez la rueda, en la pequeña parcela que le corresponde.

En el fondo, es una soterrada antipatía al fútbol lo que flota en estos casos, o simplemente la costumbre de buscarle pecados que no tiene, o que si los tiene son compartidos por muchísimos otros sectores. Oigo mucho desde siempre eso de que los futbolistas ganan barbaridades. Es una verdad a examinar: ganan barbaridades los futbolistas que más ganan del mundo, pero es que los que más ganan del mundo en cualquier actividad, noble y productiva como la arquitectura, por poner un caso, o meramente especuladora, como la de tantos trincones de las finanzas, ganan mucho más que ellos.

Y también en el mundo del espectáculo y hasta en el deporte. Los deportistas que más ganan no son los futbolistas. Hay que buscarlos en el golf, en las carreras de coches, en la NBA... También ganan más los primeros actores de cine y los rockeros o cantantes pop de éxito. ¿Alguien sabe cuánto dinero movía Michael Jackson? ¿A alguien le incomodaban sus ingresos? ¿Los han visto publicados muchas veces? ¿Saben siquiera cuánto pagó para que la familia del menor retirara la denuncia por abusos? Atacar al fútbol es una costumbre y se hace sin el menor análisis. Y más aún si está por medio el Real Madrid.

Texto extraído de: www.as.com

1 comentario:

  1. uff me dan temblores de pensar en lo que realmente mueve el mundo este..

    ResponderEliminar