lunes, 9 de noviembre de 2009

País de necios

Tiempos agraciados para la sátira, lo grotesco predomina, la pantomima informativa se hace con todo tipo de medios y los políticos se frotan las manos en tiempos de crisis para algunos, de bonanza y despilfarro para otros. Hay cosas que llaman mucho la atención en días de aniversarios como el de hoy. Tenemos a los marineros de la “alakrana” secuestrados por piratas, rozando los 40 días en condiciones bastante penosas, sin poder dormir y yendo al baño cuando se lo consienten, siendo sometidos por mofas de los somalíes, mientras que el señor Moratinos asegura que están bien que tienen víveres, algo contradictorio cuanto menos ( sólo es necesario escuchar el testimonio y la desesperación en la voz cada día que pasa del capitán del atunero para ver la realidad).


Por otro lado un hombre intentó quemarse a lo bonzo en el día de hoy, debido a su situación, decía que había llegado hasta el punto de tener que robar una barra de pan, mientras tanto el dinero mana de la corrupción, nuestro presidente en Polonia por aquello de lo del muro de Berlín, ya pasados veinte años de aquellos, donde la libertad triunfó para muchos, libertad que el estado español merma cada vez más respecto a la población, atándola hasta puntos impensables. Un gobierno penoso y paupérrimo, pero todo puede ir a peor, imagínense que gobernase la oposición, esa que no tiene fuerza y se halla totalmente descosida, esa casposa que no colabora, sólo critica.


País de necios e insensatos de borregos varios, de cultura desvalida, de idiotas televisivos, de soeces y pandemias, de cazurros desmesurados, imbéciles bastardos ¿cuándo os dejarán de tomar el pelo? ¿cuándo adquiriréis conciencia de tal situación? Pues hasta que la voz del pueblo no despierte, no habrá ni un solo aire de revolución.

2 comentarios:

  1. cierto...y se prevee que queda tiempo....

    ResponderEliminar
  2. Pues si el gobierno ha dicho mentiras en cuanto al tema del Alakrana, ¿qué dirán cada día que salen en el telediario? Ahí sí que no se puede distinguir mentira de realidad.

    ResponderEliminar